hinchapedia.com

Fútbol, música y cultura
Del hincha para el hincha

Medidas desesperadas

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Artículo de la sección:

Hablemos en futbolero

Diego Maradona

La selección argentina no gana nada hace años y además no está jugando bien. Estados Unidos por fin está saliendo del presidente menos popular de su historia contemporánea, que además de ser responsable de dos guerras, ha visto como el capitalismo del que es adalid se tambalea en una de sus crisis más agudas. Son dos casos en los que las condiciones exigen medidas arriesgadas para tratar de recuperar prestigios perdidos o debilitados.

¿Qué hacer?

Hay que tener en cuenta la cada vez más difundida costumbre entre las personas de no usar sus cerebros para procesos tan tediosos y complejos como el pensamiento crítico.

Entonces se crea una figura mediática o se usa una existente (¿ya saben quienes?), para aglutinar al público en torno a ella. En un país tan racista como los Estados Unidos que mejor figura que un negro en torno al cual se terminaron congregando los medios de comunicación “alternativos”, los “artistas” de corte “izquierdista” o “centro izquierdista”, y en general la mayor parte de un público al que se le adiestró para pensar que Obama era el hombre llamado a sacar de la crisis al coloso del norte.

La explicación para el nombramiento de Diego Armando es aún más sencilla: los argentinos lo aman, lo veneran como a un Dios, le han perdonado todos sus desmanes y hasta le crearon una categoría de fútbol para ancianos en retiro (showball). La ecuación cuadra a la perfección, lo nombran director técnico de la selección argentina a pesar de su falta de experiencia (hay decenas de técnicos que podrían asumir ese papel), y ponen a una persona realmente capacitada detrás (Bilardo). Entonces el cerebro del argentino promedio tiene que hacer la siguiente simplificación: Diego es un Dios, ahora dirige a la selección, la selección es ahora dirigida por un Dios, por lo tanto, debería ser infalible, y si no, debería al menos ganarse algún título importante bajo la batuta de Maradona.

Pasemos al norte de nuevo. Analicemos las operaciones mentales del gringo promedio al respecto de su nuevo presidente electo: termina su periodo el peor presidente de la historia, es un alcohólico que nos llevó a la crisis y a la guerra, pero afortunadamente vivimos en una democracia, la mejor del planeta, y ahora hay un candidato que es negro. Si es negro entonces tuvo que luchar mucho para llegar a donde ha llegado y eso sólo puede pasar si es una persona íntegra y con buenas intenciones, por esa razón voy a votar por él, por que va a arreglar los problemas del país. Además los artistas rebeldes me dicen que vote por él, REM me dice que vote por él, el bueno de Bono me dice que vote por él, y si ellos que son tan buenos me lo dicen, debe ser por buenas razones, ergo, VOY A VOTAR POR OBAMA.

Dos problemas profundos, dos soluciones mediáticas, un solo público imbécil y acrítico. La cena está servida.

Comentarios: (0)add comment

Escribir comentario
Espacio pequeño | Espacio grande

busy

Foto de día

Participe en hinchapedia

Secciones