hinchapedia.com

Fútbol, música y cultura
Del hincha para el hincha

Vergüenza

Artículo de la sección:

Con la gradería llena

Millonarios vergonzoso

Cuando venía para la casa pensaba en los posibles títulos de esta entrada: No falta el gamín...Hijueputa!; Menos mal son malos....; Si no ponen huevos... como quieren que ganemos!!! y el Vamos vamos Delgado !!!!.... al final me decidí por el simple y contundente Vergüenza.

Todo el día lo pensé en ir al estadio, la verdad el día lluvioso no lo alentaba a uno a acercarse al estadio y más a un partido de la desdibujada Copa Colombia y ante un rival que pocos pergaminos ha mostrado en el Torneo de Ascenso (ocupa la casilla novena actualmente) y más aun sabiendo que Millonarios se había traído una victoria del Alfonso López de Bucaramanga. Pero lo lindo del fútbol es que siempre te sorprende.....

Al final me acerque al estadio de la 57 animado por mi amigo Mauricio que tenía fé ciega en la victoria, yo, la verdad, me imaginaba un poco lo que terminó pasando..... una dramática victoria que los cerca de 4.000 asistentes en su gran mayoría celebró con demasiada algarabía para mi.

El solo hecho de perder en casa 1-2 ante un equipo de la Primera B y que encima está por fuera de las finales no es nada alentador y mucho más preocupante viendo la nómina que dispuso el técnico Richard Páez para el encuentro, y, si a eso le sumamos que en los cobros desde los 12 pasos se erraron 7 tiros entre ambas escuadras se podría deducir que paso el equipo menos malo de los dos y el que tuvo más fortuna.

Hoy le comentaba a Gustavo, reconocido hincha del embajador, que en la actualidad hasta el nombre le queda grande a Millonarios, como si esa rica historia que se escribió con gallardía y gloria durante décadas ya no nos perteneciera y se hubiera esfumado como arena entre los dedos. Y durante el partido me retumbaba en la cabeza aquella frase que me había dicho meses antes: Hasta los médicos se mueren, refiriéndose al venezolano Páez.

Paupérrimo resulto todo el espectáculo: en los minutos previos al inicio del partido empezó a caer una llovizna fría y fastidiosa que obligó a los asistentes a ubicarse apeñuscados debajo de la tribuna de preferencial, para 15 minutos después quedar completamente a oscuras debido a un fallo en la electricidad que alargaba, al menos para mi, un partido aburridísimo y tedioso, sin llegadas claras para ambos conjuntos y enredado en la mitad de la cancha mas por incapacidad que por virtudes defensivas.

El primer gol aunque uds no lo crean, llegó en los pies de Jonathan Estrada luego de un mal rechazo de la defensa leoparda tras un cobro de tiro de esquina, que alimentaba la esperanza de los asistentes a una clasificación tranquila y segura, pero este es Millonarios que aunque a muchos no les guste cada vez se parece más a Santa Fe, porque la novedad en Millonarios es ganar un partido o en este caso sufrir para que no le empaten como terminó sucediendo.

Sorprendente resultó que el Bucaramanga anotara en la primera llegada del segundo tiempo apenas 23 minutos después del receso, es decir al minuto 68, que terminó por desconcentrar al único jugador ordenado en el campo de juego: Rafael Robayo.

Nueve minutos más tarde pasa lo inconcebible para la mayoría menos para mi, que ya me he acostumbrado a esas pequeñas sorpresas de Millonarios y sobretodo de los árbitros: pena máxima a favor del Bucaramanga que consigue el 1-2 que aseguraba la definición con tiros desde el punto penal y alegraba a los no más de 20 hinchas del equipo visitante.

Baja de la tribuna entonces el canto: Delgado!!... Delgado!!... Vamos vamos Delgado!!! quien terminó convirtiéndose en la figura al atajar una de las 7 penas máximas erradas, siete !!!!! por favor...... No queda más que decir sino VERGÜENZA.

Comentarios: (0)add comment

Escribir comentario
Espacio pequeño | Espacio grande

busy

Foto de día

Participe en hinchapedia

Vínculos a otros sitios web

Secciones