hinchapedia.com

Fútbol, música y cultura
Del hincha para el hincha

Inicio Dale la vuelta Hay mucha emoción en las finales del fútbol colombiano ¿pero hay calidad?

Hay mucha emoción en las finales del fútbol colombiano ¿pero hay calidad?

Artículo de la sección:

Dale la vuelta

Hinchas en Colombia. Foto: http://www.ecbloguer.com

Los penaltis fueron decisivos para definir los tres campeones más importantes del año.

Para muchos seguidores del fútbol, los lanzamientos desde el punto penal son una lotería, en donde la balanza se puede inclinar para cualquiera de los dos oponentes, lo que indicaría que nuestros campeones están alcanzando el título con una gran ayuda de la diosa fortuna, ¿pero de verdad la estrella está quedando en el mejor equipo del campeonato?.

Junior acabó de lograr el título sin superar en ninguna serie a su rival, con el Boyacá Chicó avanzó por la absurda decisión de la comisión disciplinaria de quitarle un punto a los "ajedrezados" y no finalizar el partido en Tunja, como era lo lógico en una serie de ida y vuelta, pero debido al golpe recibido por el asistente Alejandro Gallego cuando iba a iniciar el segundo tiempo en La Independencia, Adrián Vélez decidió terminar el partido cuando el marcador estaba 0-0. En Barranquilla "los tiburones" igualaron 2-2 con los boyacenses y avanzaron por la decisión que se había tomado en el escritorio.

Frente a Millonarios en la semifinal, los de la arenosa jugaron un partido para olvidar en Bogotá, en donde perdieron 3-0 y la cuenta en contra pudo haber sido mucho mayor, pero en el Metropolitano lograron igualar la serie y en los penaltis superaron a "los embajadores". Y en la gran final, los lanzamientos desde los 12 pasos volvieron a decidir el título, después que Junior se impusiera en el juego de ida 3-2 y en Manizales el triunfo fuera para el Caldas 2-1.

Y no crea que esto es una crítica al campeón, me parece que la estrella que ganaron los barranquilleros no fue ninguna sorpresa, porque en la cancha demostraron que tenían argumentos para alzarse con el título de nuestro equilibrado campeonato, y en los playoffs siempre vinieron de atrás para emparejar las series y forzar la última instancia, además de haber sido los primeros de la fase regular, lo que lo hace un campeón con todos los méritos.

Mi critica va enfocada hacia el sistema del campeonato, porque hay muchas cosas que se dejan al azar y ahora lamentablemente, a la decisión en un escritorio, y si queremos volver a tener una liga competitiva internacionalmente, entre menos injerencia tanga la suerte, y los resultados que se den sean producto de una organización y un proyecto bien cimentado y estructurado, mucho mejor.

Siempre he estado en contra de los octogonales, cuadrangulares y ahora playoffs, que resultaron ser muy emocionantes, pero que no dan la garantía que el mejor del campeonato sea el que se lleve el título, a pesar que este año, Nacional y Junior lograron la estrella y Pasto logró el ascenso, de manera justa, muchas veces el que hace menos esfuerzo es el que logra salir victorioso desde los lanzamientos desde el punto penal.

El sistema más justo de campeonato es todos contra todos, y el que mayor puntos gane se queda con el título, como se hace en las grandes ligas europeas, en donde se premia al mejor del año y no al mejor del último mes, o a los que mejor pateen penaltis, o al que tenga un arquero antipenal, se premia al equipo más regular y al que demostró en la cancha ser superior a cada uno de sus rivales.

Es claro que la postemporada resulta emocionante para la gente, los estadios reciben gran cantidad de hinchas, la radio y televisión hacen su agosto, tanto, que los comerciales terminan ocupando un 70 por ciento de las transmisiones y el fútbol el 30 restante, pero hay que pensar en la calidad de nuestro fútbol, en que hace muchos años estamos alejados de los puestos de vanguardia en el plano internacional, y que el nivel de nuestro rentado también repercute en la selección, y si queremos volver a un mundial hay que revisar bien en qué estamos fallando y hacer cambios estructurales.

La riqueza de un torneo todos contra todos radica en que cada uno de los partidos tienen la misma trascendencia, desde el primero hasta el último pueden llegar a ser definitivos en la lucha del título, lo que hace que todos los juegos despierten interés, que el equipo que tenga aspiraciones de campeonar tiene que salir a ganar todos los encuentros, y de esta forma acabaríamos con tanta especulación que hay en nuestro balompié, y con los viejos paradigmas que dicen que sacar un punto como visitante es bueno, ya que esto depende de las circunstancias.

¿Si una escuadra es mejor que otra por qué no juega a llevarse los tres puntos y solo se conforma con uno?, porque lo que importa en nuestro campeonato es clasificar a los ocho, lo que hace mediocre nuestro fútbol. Lo que vale es llegar bien a la postemporada, y la gente lo sabe y espera los últimos partidos para interesarse en el torneo, y por eso los primeros juegos carecen de importancia, hay estadios vacíos y compromisos sin mayor atractivo.

Es el momento de aprovechar que hay mucha paridad en todos los clubes que conforman la liga, que cualquiera puede superar a cualquiera y no hay grandes diferencias en las escuadras, lo que hace que los torneos sean bastante apretados y que varios equipos pueden llegar con chance de alcanzar la estrella en las instancias finales, lo que haría que los mejores partidos en la jornada despertaran bastante interés, y no como ahora, que la emoción del campeonato se ubica en la parte media baja de la tabla para saber quién clasifica y quién no.

Jugamos campeonatos semestrales, lo que se puede aprovechar enviando a los equipos que acabaron de ser los mejores del torneo a representarnos internacionalmente en las diferentes copas, para que así puedan hacer el esfuerzo de retener a sus mejores jugadores durante seis meses para que cumplan una mejor actuación y puedan hacer mejores ventas al promocionar a sus mejores hombres en los certámenes continentales.

Por ejemplo, si en el campeonato pasado los mejores fueron Nacional, Equidad, Millonarios y Tolima, que ellos nos hubieran representado en la Copa Sudamericana, ya que demostraron que estaban en un buen nivel y tenían los equipos armados para representarnos bien, y si en este torneo los mejores fueron Junior, Caldas y Santa Fe, que clasifiquen directamente a la próxima Copa Libertadores, no como ahora, que Nacional está en proceso de reestructuración y no se sabe cómo vaya a llegar a la cita internacional, o es una incógnita como estarán Millonarios, Equidad o Envigado el próximo semestre para afrontar "la otra mitad de la gloria".

Los clubes del Torneo Postobón han demostrado que algunos están muy bien organizados y que el nivel de muchos equipos está a la par de los de la liga, lo evidenció Patriotas en la promoción, pero para que la categoría del ascenso se siga consolidando, mucho más ahora, con la estadía de América, Pereira, Bucaramanga, Unión Magdalena, entre otros históricos de nuestro fútbol, es hora que los dirigentes vayan pensando en la conformación de una categoría C, con ascenso y descenso del de la B, para incrementar el nivel de los clubes y hacer un torneo mucho más competitivo.

La reestructuración de la Copa Colombia, al menos en su primera fase, es algo urgente, ya que el 85 por ciento de esos partidos no genera ninguna clase de expectativa, están ahí para congestionar el calendario, muchos de los equipos prefieren jugar a puerta cerrada porque son más los gastos que generan, por lo que creo que la primera fase se puede reducir a cinco partidos, lo que haría que fuera más competitiva y no tan tediosa como ahora que se juega ida y vuelta, y se seguiría fomentando en los jugadores que no importa si es local o visitante, que siempre hay que salir a ganar los tres puntos.

Son solo ideas para que nuestro fútbol adquiera el nivel que todos los amantes de este deporte deseamos, tal vez se queden en el papel, pero tal vez sirvan para reflexionar un poco, para que no nos conformemos con lo que tenemos y nos quedemos en la crítica sino que pensemos en fórmulas para que se vea un gran espectáculo en los diferentes estadios del país, los clubes se fortalezcan institucionalmente y volvamos a un nivel preponderante en el plano internacional.

Comentarios: (1)add comment

Perro del Infierno :

...
Muy cierto señor Gurzmán. Cuando uno piensa en el futbol profesional colombiano puede equipararlo a un b nacional argentina o a una d brasilera. es realmente triste el nivel de nuestros equipos que parece que depués de las astronónicas nóminas de las épocas de los narcos, no que da nada de esas grandes luces y grandes torneos.
Esperemos que venga una nueva etapa para nuestro fútbol, mientrastanto, es lo único que tenemos.
 
enero 17, 2012
Votos: +0

Escribir comentario
Espacio pequeño | Espacio grande

busy

Foto de día

Participe en hinchapedia

Vínculos a otros sitios web

Secciones