hinchapedia.com

Fútbol, música y cultura
Del hincha para el hincha

Inicio El Bartoleo ¿Quién toca a mi puerta?. La piedra angular del nuevo Hollywood

¿Quién toca a mi puerta?. La piedra angular del nuevo Hollywood

Artículo de la sección:

El Bartoleo

¿Who's That Knocking at My Door (1967)

¿Quién toca a mi puerta?. Dir: Martin Scorsese (1967)

Era un chico asmático, muy pequeño para su edad. Creció en los suburbios de Nueva York, en medio de aspirantes a gángsters. En las mañanas lo levantaba la voz de Enrico Caruso y Tony Bennet que salían de los apartamentos que colindaban con el suyo. Tenía un buen oído pero no era músico. El oído lo favoreció para escribir diálogos. Entró a la universidad a estudiar cine simplemente porque no le interesaba otra cosa. Se destacó como un tipo organizado, obsesivo. Era un autor, desde siempre lo fue. Hablaba de lo que sabía, lo que le interesaba. La pequeña Italia. Todos esos muchachos tan bien vestidos, con sus zapatos perfectamente lustrados.

Junto con su compañero de estudio y amigo, Martin Mardik construyeron el guión de un medio metraje. Se llamaría Lo dijo primero. Pusieron un aviso en el periódico buscando un actor. Llegaron varios aspirantes pero el que se quedó con el papel principal fue un tipo de cara de zorro hijo de polacos. Un tipo duro pero a la vez con una extraña inocencia. Necesitaba ser el alter ego de Scorsese, todo lo que no pudo ser. Se llamaba Harvey Keitel.

Rodaron con muy poco presupuesto. Cuando obtuvieron el resultado final se dieron cuenta de que nadie quería comprar un mediometraje. Necesitaban alárgalo más. En cinco años Quien toca mi puerta? Dejó de ser un proyecto estudiantil para convertirse en la ópera prima de uno de los más grandes directores de cine norteamericano de todos los tiempos.

J. D es un muchacho italo-americano que ha seguido con obediencia los preceptos y temores católicos con los que ha sido criado. Es bastante básico, su vida es estar de joda con los muchachos del barrio, bebiendo o andando por ahí golpeando al que se les atraviese.

Una tarde mientras está en un ferry conoce a una muchacha, hija de los sesenta, que lee revistas en francés, vive sola en su apartamento y no tiene televisor.  La excusa para empezar a hablar fue una foto de John Wayne en The searchers. Una escena realmente magnífica. Scorsese pone en la boca de su alter ego todo lo que piensa de la película de John Ford. A ella le cuesta aceptar que le gustan las películas de vaqueros. Es tan difícil para alguien con pretensiones intelectuales en esa época   como hoy en día lo es para un mamerto aceptar que la pasó bien viendo Los vengadores. En esta escena ya queda condensada su estilo. Lo que en otro director sería una simple y aburrida conversación filmada en plano medio Scorsese siguiendo su instinto aprovecha todo el área. Deberían ver una y otra vez esta escena todos aquellos que aspiran a dirigir una película algún día.

Hay algo salvaje en J.D que la atrae. Comienzan a salir, una vez en el apartamento de J se besan apasionadamente. El se detiene, ella no entiende muy bien que es lo que pasa. El trata de explicarle. No la quiere de esa forma, hay chicas y perras como le dice después de ver Rio Bravo. Con las chicas uno no se acuesta sino después del matrimonio. Con las perras uno se divierte, con las chicas se habla de cosas serias. Con educación y respeto.

Ella le cuenta  que un día un muchacho la violó. J no le cree. Si la violó fue porque algo le hizo creer que sería posible estar con el “Además tienes que saber con qué hombres sales”. Se empieza a provocar la ruptura. Los muchachos están ahí en la barra, con ganas de emborracharse, de mostrar sus armas de reafirmar su hombría.

Muchos asocian las películas de Scorsese con la ultra-violencia. No existe un director en los últimos cuarenta años que esté más emparentado con las inquietudes y contradicciones que puede tener la religión.  Quien toca a mi puerta?  Está emparentado con el cine de Dreyer, de Bresson, de Buñuel, de todos aquellos que decidieron adentrarse en el alma humana. Además es el testimonio de una época donde el mundo estaba cambiando. La idea surgió muchos años antes de que Dennis Hopper estrenara su sobrevalorada Easy Ryder y muchos vieron en este manifiesto la película fundacional del Nuevo Hollywood. Pero esto no es así.

Es con la opera prima de Scorsese con ese proyecto estudiantil que empezó como medio metraje que empezó de verdad a despertarse la fiebre por destruir a los estudios, por enterrar a los viejos productores y llenar a la industria de historias personales donde aparecía gente de verdad y no simples estrellitas. Scorsese empezó su carrera siendo ayudante de John Cassavetes y esto se nota en su primera película, se nota que idolatraba Shadows y sobre todo Faces.

Quien toca mi puerta? Es una película fundamental no solo para entender como funciona la mente de un machista, de un católico inconsecuente (Si peco y rezo empato) sino que es la piedra angular sobre el cual se gestó el último gran movimiento creativo en Norteamerica. Que se mueran los independientes de los años noventa pero no le llegan ni a los tobillos a esa explosión creativa que significó a finales de los sesenta el nuevo Hollywood.

Comentarios: (1)add comment

Perro del infierno :

...
Grande Scorsese. Personalmente lo tengo en el curubito como el mejor director de todos los tiempos. Además ha logrado hacer cine de autor casi que desde sus inicios como estudiante en Nueva York con semejante grupo de amigos como De Niro y Keitel.
 
octubre 09, 2012
Votos: +0

Escribir comentario
Espacio pequeño | Espacio grande

busy

Foto de día

Participe en hinchapedia

Secciones