hinchapedia.com

Fútbol, música y cultura
Del hincha para el hincha

Inicio El Futbolólogo Brasil 2 – Argentina 0: Se salvó Menezes

Brasil 2 – Argentina 0: Se salvó Menezes

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimir

Artículo de la sección:

El Futbolólogo

Brasil domina el clásico de las américas

El pasado 15 de septiembre se disputó en la ciudad de Córdoba el primer partido del “Clásico de las Américas” entre las selecciones de Argentina y Brasil. Este torneo a ida y vuelta se jugó con equipos integramente compuestos por futbolistas de clubes de ambos países, prescindiendo esta vez de las estrellas internacionales. La competición se gestó como una continuación de la antigua Copa Roca que enfrentaba a ambas naciones, siendo Brasil la ganadora en siete oportunidades (1914/1922/1945/1957/1960/1963/1976), Argentina en dos (1939-40/1040), cerrando la estadística con un solo empate (1971). *

Este primer chico acabó 0-0 y estiró aún más la paridad que venía siendo de 34 victorias para cada equipo luego del último triunfo albiceleste en Doha con gol de Messi. El de Córdoba fue el empate nº 24 de un total de 92 cotejos a lo largo de la historia. Para este partido, el técnico Sabella de Argentina debió armar un equipo con muy poco tiempo de preparación. Las bajas de Verón y Riquelme por lesión generaron aún más pánico escénico teniendo en cuenta que Brasil arribaba con Ronaldinho, Neymar y Damião, la delantera titular que le había ganado a Ghana semanas antes en Londres. Conciente de las diferencias, el entrenador optó por convocar a gente de su confianza y no le fue tan mal.

Argentina salió al campo del Mario Alberto Kempes con Agustín Orión en el arco; línea de tres con Cristian Cellay, Sebastián Domínguez y Leandro Desábato (todos ellos jugadores y ex jugadores de Estudiantes de La Plata); Iván Pilloud (Racing Club), Augusto Fernández, Héctor Canteros, Víctor Zapata y Emiliano Papa en el medio (todos de Vélez Sarfield); Juan Manuel Martínez (también de Vélez) y Mauro Boselli (Estudiantes de La Plata) en la delantera. El 3-5-2 fue la táctica implementada para este bloque de jugadores que se conocían bastante. Sin embargo, la estrategia de utilizar dos laterales adelantados, Pilloud y Papa, le pasó facturas a la defensa, especialmente a éste último que, inexperto en la función de carrilero por izquierda, se comió dos terribles lujos de Neymar y Damião. El del goleador del Inter de Porto Alegre fue un derroche de técnica: bicicleta y sombrero de tacón a los 31´ del ST, finalizando la jugada con un remate al palo, el segundo de su cosecha, que se llevó la ovación de todo el estadio.

Si la superioridad de Brasil había marcado las diferencias en el encuentro de ida, solo podía esperarse una victoria en su propia casa. Pero la cancha del Mangueirão de la ciudad de Belén debió penar la carestía del hombre de moda, Leandro Damião, ausente por lesión. El 9 de La Canarinha, autor del único gol ante Ghana y de dos remates en los palos ante Argentina, fue reemplazado por Humberlito Borges, compañero de Neymar en el Santos FC. Este cambio y el de Cort?s por Kléber en el lateral izquierdo, Rômulo por Paulinho como volante por derecha y Lucas por Renato Abreu en la izquierda, fueron los cuatro que dispuso Menezes para la vuelta.

Con un 4-3-3 característico, la penta-campeona del mundo salió la noche paraense del 28 de septiembre con Jefferson al arco; Danilo, Dedé, Réver y Cortês (m.84, Kléber); Rômulo, Ralf y Lucas (m.68, Diego Souza); Neymar, Borges (m.72, Fred) y Ronaldinho. A los 8 minutos del ST vino un contragolpe tras un corner de Argentina que Lucas, enganche del São Paulo, liquidó con una fenomenal carrera de 50 mts., en la que se lo devoró a su marcador Sebastián Domínguez, consiguiendo así su primer tanto con la mayor.

Brasil se hizo fuerte con la ventaja, como de costumbre, y Neymar sacó a relucir todos sus atributos. Ya le había pintado la cara a Papa con una gambeta en velocidad a inicios del cotejo y hasta se había comido un gol, todavía en el primer tiempo, por querer definir de espuela en vez de asegurar su remate. A los 22´ de la segunda mitad, Cellay fue la nueva víctima de su descaro, comiéndose 200 amagues en la banda izquierda antes de ser apilado junto con Iván Pilloud. Agrandadísimo el garoto, empezó a hacer lujitos con Ronaldinho hasta que Pablo Guiñazú le puso los puntos con una entrada fuerte desde atrás, que incluyó la arrancada de uno de sus números 1 de la camiseta. No conforme con esto, se decidió a hacer un gol. La jugada la empezó Cortês en su propio campo, con una anticipación seguida de una larga arremetida con pelota dominada. Abriéndose por la izquierda, Brasil terminó la jugada por la derecha, lo peor que se le puede hacer a una defensa de tres centrales. Neymar esperó en el segundo palo y definió anticipándose a Papa, que no le salió una en toda la noche.

En líneas generales se puede decir que Brasil ganó bien y que Argentina perdió bien. La selección de Sabella fue un rejunte apresurado pero organizado. Los dos delanteros de la ida, Martínez y Bosselli, figuras del cuadro local, no pudieron estar en la vuelta por lesión y debieron ser reemplazados por Walter Montillo y Lucas Viatri. El de Cruzeiro fue muy elogiado por Neymar al finalizar el partido (los dos jugadores se intercambiaron camisetas). Viatri, por su parte, resolvió de media vuelta a los 40 y tantos del segundo tiempo la más clara para Argentina. En el partido de ida, Ronaldinho hizo hincapié en el buen partido del volante central de Vélez, Héctor Canteros, y hasta el propio Sabella se refirió emocionado al jugadón de Damião en la conferencia de prensa. Por el contrario, el seleccionador Mano Menezes fue cauto en sus comentarios. La mala racha que venía teniendo en los clásicos (perdió 2 de 2 ante Francia y Argentina por la mínima y empató 0-0 con Holanda de local) lo tenían en la mira. Tampoco su equipo tuvo el rendimiento esperado en la Copa América. Esta victoria ante la selección B de Argentina le devuelve la respiración. Se puede decir que con Damião y Lucas la delantera podría tener más inspiración. Tampoco se ha hablado de Kaká, resurgido en el Real Madrid, jugador que no es tenido en cuenta por el entrenador. En cambio, parece que Cortês entraría de momento en la pugna por un lugar en el lateral izquierdo con André Santos y Marcelo. Menezes renueva las esperanzas, sabiendo que tiene mucho por hacer de cara al mundial de 2014.

* Hasta 1923 se jugó a partido único.

Comentarios: (1)add comment

el Matthew :

no San Lorenzo
Qué mal que Argentina no usó más jugadores de San Lorenzo... jajaja!
 
octubre 10, 2011
Votos: +0

Escribir comentario
Espacio pequeño | Espacio grande

busy

Foto de día

Participe en hinchapedia

Vínculos a otros sitios web

Secciones