hinchapedia.com

Fútbol, música y cultura
Del hincha para el hincha

Inicio El Futbolólogo Un equipo de otra galaxia

Un equipo de otra galaxia

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimir

Artículo de la sección:

El Futbolólogo

Real Madrid

Hasta el día de hoy el Real Madrid sigue siendo el club más emblemático de la historia del fútbol mundial. En nada nos sorprende la presión con que el equipo sale a la cancha a jugar cada partido, la repercusión que llega a tener una derrota o victoria suya o las exigencias de una numerosísima afición, que pide estar en lo más alto al comienzo de cada temporada. Es que no es para menos dado que desde su fundación, el 6 de marzo de 1902, el Madrid ya lleva ganados 32 torneos de la Liga española, 9 Copas de Europa y 3 Intercontinentales. Así se convirtió en líder indiscutido en competiciones oficiales, siendo el Mundial de Clubes el único trofeo que le falta para completar esa gran colección. Por eso su presidente Florentino Pérez sigue rompiendo el mercado, haciendo fichajes de lujo en honor a una tradición de elite que, indudablemente, le dio inmejorables frutos a la institución. Desde los viejos tiempos del Don Santiago Bernabeu, el Real siempre buscó armar la plantilla con los mejores. Hoy elegimos a once de esas estrellas en un Equipo Ideal, sobre un total de cientos de futbolistas que supieron hacer del Madrid un club de otra galaxia.

1. Iker Casillas

El “Águila de Móstoles” debutó en el arco del Real en 1999. Venía de ganar el mundial Juvenil con la selección española y enseguida le confiaron el puesto del retirado Bodo Illigner. Entonces tenía 18 años. Hoy, cuando ya lleva trece en el club, es uno de los históricos y si sigue así, pronto alcanzará a su colega Miguel Ángel González como el guardameta con más años en la institución (1969/1985). En la temporada 2007/2008 recibió el premio “Ricardo Zamora” al arquero menos goleado de Liga. Completísimo y atlético, a Iker pocas veces le fallan los reflejos. Su personalidad es a prueba de goleadores y su seguridad se transmite hasta en los penales. Fue elegido mejor portero del mundo en 2010 y 2011. Resolutivo, con un poder de reacción envidiable, ya lleva ganadas 4 campeonatos de España, 2 UEFA Champions League, 3 Supercopas de España, 2 Supercopas de Europa y 1 Intercontinental ¡Grande Iker!

2. Chendo

Jugó durante 16 años, siempre con su rodillera característica. Debutó de la mano de Alfredo Di Stéfano, en la temporada 82/83, y desde entonces recorrió kilométricas distancias por el lateral derecho. Vivió la gloria y los malos tragos. Conoció a los grandes Juanito y Miguel Ángel, a Santillana, a los alemanes Schuster y Stielike, a Camacho –su colega por la otra banda-; formó parte de la “Quinta del Buitre”; vio nacer a Raúl; compartió los vestuarios con Vicente Del Bosque, cuando era jugador y en sus primeros pasos como DT. En total ganó 7 Ligas, 2 Copas del Rey, 4 Supercopas, 1 Copa de Europa y 2 Copa UEFA. Los que lo recuerdan saben que no era un lateral de esos que iban a matar al contrario de una patada. Tampoco se destacaba por tener una pegada descomunal, un cabezazo o un centro al área sobresalientes. Chendo marcaba la diferencia con una sola arma: el sacrificio. Hasta su retiro, en 1998, nadie pudo quitarle la titularidad, y eso que en el Madrid probaron con varios… 

3. Roberto Carlos

Para muchos fue el mejor lateral izquierdo de todos los tiempos; para otros, alcanza con decir que fue el mejor de su época. Pero lo que queda claro es que, en el Real Madrid, nadie lo discute para un 11 Ideal Histórico. Técnicamente fue el más dotado en su puesto, incluso más que Camacho. Jugaba fuertísimo los balones divididos, tanto que algunos adversarios llegaron a temerle realmente. Velocidad y constancia únicas para subir al ataque, un cabezazo defectuoso propio de su baja estatura, todo lo compensaba con un remate espectacular de media y larga distancia, verdaderos pelotazos que entraban con arquero, barrera y todo lo que se interpusiera en el camino. Jugó en el “Madrid de Del Bosque” y formó parte de aquel famoso equipo de los “Galácticos”. En total ganó 4 Ligas, 2 Supercopas de España, 3 Copas de Europa, 1 Supercopa de Europa y 2 Intercontinentales. Se fue al Fenerbaçe en 2007, luego de defender para los “merengues” durante nueve gloriosos años.

4. Fernando Hierro

Un líbero infalible en el arco rival e implacable en la propia área. Hierro hacía honor a su apellido, encabezando la lista de los más expulsados del club con 10 rojas en trece temporadas (hoy ya es superado por Sergio Ramos). Sin embargo, sus ataques de temperamento nunca pudieron eclipsar el enorme talento que ofrecía en cada jugada. Fue uno de los mejores cabeceadores de su época, tenía un guante para los tiros libres y nunca erraba penales. Capitán del equipo de Del Bosque, hasta el día de hoy es el tercer defensor que más goles ha convertido en la historia del fútbol profesional, con 110 anotaciones en 541 partidos. Con él, el Real Madrid ganó 5 ligas, 1 Copa del rey, 4 Supercopas de España, 3 Copas de Europa, 1 Supercopa y dos Intercontinentales.

5. Manolo Sanchis

Hijo de Don Manuel, aquel defensor aguerrido, de medias bajas, que integró el equipo ganador de la 6ª Copa de Europa, el destino de Manuel Sanchís Hontiyuelo era madridista desde el nacimiento. “El Cejas”, como le decían, arrancó de arquero, pero con el paso de los años se consolidó como uno de los mejores zagueros centrales de la historia del club. Hoy sigue siendo el defensor que más veces ha vestido la camiseta del Real Madrid (861 oportunidades, contando los amistosos) y el segundo con mayor cantidad de partidos en Liga (523). Integrante de la inolvidable “Quinta del Buitre”, aquella famosa cantera de donde también salieron Martín Vázquez, Michel, Miguel Pardeza y Butragueño, Sanchís es el segundo merengue en cantidad de títulos, detrás de Gento, con 21. En total fueron 8 Ligas y 2 Copas del Rey, 1 Copa de Liga y 5 Supercopas, 2 Copas UEFA, 2 de Europa y 1 Intercontinental, un Currículum Vitae envidiable que no deja lugar a rivales que le quieran pelear el puesto.

6. Fernando Redondo

Supercrack. Difícilmente alguien sea capaz de hacerle sombra en este equipo ideal. Quienes lo pudimos ver sabemos que estamos hablando de uno de los mejores volantes centrales de todos los tiempos. Defensivamente era inpasable, usaba el cuerpo de manera perfecta -dada su gran talla- pero por sobre todas las cosas, con una deportividad enorme. Redondo no era un centre-half de los “hacheros”, nada que ver. Era un jugador de lujo, con estilo propio, que marcaba los tiempos del partido y que jamás perdía la elegancia. Era un líder de esos que cambiaban la onda únicamente para contrarrestar las injusticias propias de los partidos sucios, yendo al frente primero que nadie. Un maestro de la gambeta que les daba miedo a los contrarios con solo tocar el balón. Una mezcla de Beckenbauer con Falcao al mejor estilo argentino, y madridista.

Se recomienda ver este video solo en su primera parte.

7. Cristiano Ronaldo

Cristiano es el alma de la última generación madridista, la de los récord, la que tuvo que pelear mano a mano contra el Barcelona de Guardiola (el mejor equipo de los últimos años), recayendo en él la responsabilidad de iluminar y de guiar a los blancos. Es cierto que muchas veces se le criticó no aparecer en las grandes citas, ser un comilón o agrandarse con los chicos. Pero aunque tenga fama de creído, no puedo dejar de agradecerle su derroche de fantasía en un fútbol tan físico y táctico como el de ahora. Cristiano es para mí una mezcla de Garrincha con Eusebio, un wing que agrega elementos festivos a una técnica endiablada, a una fuerza y pegada sobrehumanas. Relegado a seguir a Messi en los duelos individuales ¿qué seria del fútbol sin él? Seguramente un monopolio de títulos para la Pulga argentina. Lo incluyo en este onceno reconociendo que su presencia me obliga a descartar a enormes futbolistas como Puskas, Hugo Sánchez o Ronaldo Nazario. Así y todo, el de Madeira ya los limpió en cantidad de goles, siendo un jugador de banda y no de área, corriendo el doble que los tres juntos, lo cual no es poco.

8. Zinedine Zidane

Técnicamente estamos hablando de uno de los mejores hombres que han vestido esta camiseta. Mediocampista de raza, pero jugador de toda la cancha, Zidane era una mezcla de príncipe francés con soldado bereber. Cuando las cosas no salían, pasaba de la elegancia a la furia con una energía que daba miedo. Así sometía el juego a sus arranques; y entonces la pelota dejaba de ser una doncella redonda, que se desmayaba en el pecho de su príncipe, para convertirse en una bala de cañón disparada, casi siempre con acierto, por el francotirador de los ojos en llamas. Podía jugar de enganche o media-punta, pero siempre llevando las riendas del ataque. Un número diez en elegancia capaz de controlar con un paso de ballet cualquier balón, por más difícil que fuera, transformándolo en una entrega segura para el compañero. En el Madrid formó parte de la primera generación “Galáctica” ganadora de 1 Liga de Campeones de la UEFA, 1 Supercopa de Europa y 1 Intercontinental. Dicen que todavía en el Bernabeu la pelota le escribe cartas, rogando por el retorno de Zizou, su mejor amante.

9. Alfredo Di Stéfano

“Un momento define la revolución en el fútbol: la ruptura de los corsés que limitaban su espontaneidad y dinamismo (...) Europa se rindió ante el jugador que sacó al fútbol de la foto fija y lo transformó en cinemascope. En realidad, Di Stéfano dejó para los sucesivos astros, de Pelé a Maradona, la discusión sobre cuestiones relativamente menores como la destreza. Pero lo grueso de la revolución pertenecía a (él). Eso es lo que cuenta”. Así lo describió el cronista Santiago Segurola, como un 9 de toda la cancha, capaz de anticiparse veinte años al fútbol total. Siempre apresurado y sin tiempo para las sutilezas, no existió defensa que le aguantara el ritmo. La "Saeta Rubia" se galopaba hasta cincuenta yardas, si era necesario, para cortar el ataque adverso y armar enseguida el contragolpe, abriendo paredes que él mismo iba a buscar de cara al gol. Porque, encima de todo, Di Stéfano era un goleador, formado en las escuelas de La Máquina de River y del Millonarios de Colombia. Daba igual si sus goles eran de rabón, de nuca, de un zapatazo al ángulo o de taco adentro del área, si le alcanzaban al Madrid para ganar 8 Ligas, 5 Copas de Europa consecutivas y la primer Intercontinental de la historia de ese torneo. Por bendición o por desgracia, sus años merengues marcaron para siempre el nivel de competitividad del club y desde entonces las futuras generaciones jamás pudieron conformarse con poco menos que la gloria.

10. Raúl

Es cierto que Raúl no tiene la chilena de Hugo Sánchez, ni la bicicleta de Ronaldo, ni el cabezazo de Santillana o "Bam Bam" Zamorano. Sin embargo, Raúl tiene algo que los demás no tienen: un inagotable registro de goles, producto de una visión y un olfato únicos y de no dar nunca por perdida una pelota. Ya era el más goleador en inferiores, cuando jugaba de mediocampista, y al subir a la primera del Real enseguida se convirtió en el delantero más joven en superar la barrera de los 50, los 100 y los 150 goles. En mayo de 2002, a punto de cumplir los 25 años, el "Ángel de Madrid" levantó su tercera y última liga de campeones. Desde entonces los blancos no han vuelto a jugar una final. Hoy, aunque su futuro se define entre el Schalke04 y algún club qatarí, sigue siendo el delantero más goleador de la historia de la UEFA Champions League y del Real Madrid.

11. Emilio Butragueño / "Paco" Gento

No se trata de comparar. Los dos marcaron una época, los dos eran bajitos, perseverantes, dañinos y siguen siendo símbolos madridistas hasta el día de hoy. Es por eso que ninguno de los dos puede quedarse afuera de este equipo ideal, de este Dream Team. Y por ende, se ha tomado la decisión salomónica de hacerlos jugar un tiempo a cada uno. Porque Butragueño fue, probablemente, el delantero español mejor dotado técnicamente de la historia de este país. Ganador del Balón de Bronce en 1986 y 1987, el “Buitre” le echó un puñado de magia al fútbol físico de mediados de los 80. Era capaz de gambetear a 3 o 4 defensores en una baldosa y marcar goles antológicos, como aquel famoso al Cádiz por la Copa del Rey de 1987, donde hasta los propios rivales se le acercaron para felicitarlo.

Francisco Gento, por su parte, fue un wing izquierdo temible, rápido y asistidor. Un jugador de equipo dentro de un equipo de extraordinarios realizadores, como Kopa, Di Stéfano, Puskas, Rial... que se hartaron de hacer goles gracias a sus servicios de desborde y centro. Aún hoy figura primero en la lista de los más campeones de la historia del Real Madrid, con 23 títulos, entre los que cuentan 5 Copas de Europa consecutivas (de un total de 6 obtenidas), 5 Ligas consecutivas (de un total de 12) y la primer Intercontinental de la historia del club. Suena difícil que a esta altura alguien llegue a alcanzar semejante cantidad de gloria; y eso que su frase célebre era "Yo siempre jugué de extremo izquierdo, en parte porque era zurdo y en parte porque era pequeño".

FELICITAMOS AL REAL MADRID POR SU 32º TITULO Y POR SU RECORD DE 100 PUNTOS Y 121 GOLES EN UN SOLO CAMPEONATO ¡HALA MADRID!!!

CITAS:

-Santiago Segurola, "Di Stéfano: A solas con una Leyenda", Reportaje realizado por Diego Borinsky para la Revista El Gráfico, publicado el 28/01/2009.

-Francisco Gento, "Fútbol contado con sencillez", Alfredo Relaño, MAEVA Ediciones - 2001, Pag. 174.

.DATOS ESTADÍSTICOS:-Real Madrid fans

-International Federation of Football History and Statistics (IFFHS).

Comentarios: (1)add comment

Marcelo :

...
¿Y para cuándo el equipo del Barcelona? Miren que han tenido jugadores: Romario, Maradona, Cruyff, Messi, Ronaldinho ¡qué delantera!
 
agosto 07, 2012
Votos: +0

Escribir comentario
Espacio pequeño | Espacio grande

busy

Foto de día

Participe en hinchapedia

Secciones