hinchapedia.com

Fútbol, música y cultura
Del hincha para el hincha

Inicio Hablemos en futbolero Entrevista con ‘La Bruja’ que aún vuela en los recuerdos junioristas

Entrevista con ‘La Bruja’ que aún vuela en los recuerdos junioristas

El Junior de Juan Ramón Verón

Aún conserva el mismo caminado paciente, calculador, de pasos cortos, casi en cuclillas como si acariciara el suelo. Sus talones siempre se levantan inclinando su cuerpo hacia adelante, pareciera tastabillar, su prominente nariz sobresale ya entiendo, no va a caer, nunca cayó, levita, como tomando impulso para alzar el vuelo sobre esas escobas delgadas con las que zigzagueaba y dejaba rivales regados, arrancando de izquierda o derecha con esa zurda precisa y hábil, con esa diestra también contundente. El balón era su pócima, ‘La Bruja’: Juan Ramón Verón.

‘La única Bruja, la irrepetible’, así lo dice Juan Ramón el ídolo rojiblanco por excelencia en países donde el fútbol es una pasión que nace, se reproduce, y se eterniza: En Argentina lo es para Estudiantes de La Plata, su primer amor eterno, en Colombia para su otra pasión el orgullo de la Región Caribe, Junior de Barranquilla.

Hoy a sus 68 años se encarga de la coordinación futbolística del club ‘Pincha Rata’, como le dicen a Estudiantes, y director de la escuela de técnicos ‘Adolfo Zubeldía’, juega tenis por las noches y diariamente recorre las instalaciones del club.

Su mirada siempre posicionada al infinito recorre los dulces recuerdos que la sabiduría moldea con los años, no te pierde de vista, sus palabras cortas, sereno, como cuando salió campeón por primera vez en su país con el Pincha, o la primera de tres libertadores que alzó en sus brazos o cuando marcó el definitivo gol al Manchester United para coronarse campeón del mundo. Y, la inolvidable gesta al echarse el equipo tiburón al hombro siendo jugador y técnico a la misma vez acompañado de una camada de gladiadores con las que le dieron a la afición rojiblanca el primer título en 1977.

Óscar López Lobo: ¿Cuáles eran sus expectativas al llegar a Junior?

Juan Ramón Verón: No tenía muchas, quería salir de nuevo de la Argentina, regresaba de Grecia, no había escuchado mucho de Junior pero a medida que conocía a la gente, al club, quería salir campeón.

OLL: ¿Cómo se logró el contacto?

JRV: Alberto Polleti, amigo y luego empresario del fútbol tenía contactos en Colombia, me propuso el tema de Junior y me fui. Tenía otras propuestas en el exterior hasta para Hong Kong.

OLL: ¿Cómo fue el recibimiento de la gente, la prensa y con Édgar Perea?

JRV: Me sorprendió el fanatismo de la gente hacia el equipo, era especial, con Édgar Perea (risas) en ese momento le daba duro al equipo y recuerdo que dijo por mi llegada que ya venía otro viejo más para el equipo pero después del primer entrenamiento dijo que no era necesario ser joven para jugar bien y a partir de ahí cambió todo, con él y con toda la prensa nos fue muy bien los aprecio a todos.

OLL: Vivía en la calle 72 con 53, cerca del Romelio Martínez ¿Qué es lo que más recuerda de su convivencia en la ciudad?

JRV: Sí, vivía 6 cuadras de la cancha, recuerdo que nos íbamos caminando a los entrenamientos, la gente como siempre muy cálida. Me gustaba la tranquilidad, el calor, ir a la playa.

OLL: ¿Recuerda su primer partido con Junior?

JRV: Claro, fue contra el Cúcuta en Barranquilla, ganamos 2-0 uno lo hizo Silva Pacheco que debe seguir viviendo allá y el otro lo hice yo.

OLL: Reconstruyamos lo que usted vivía dentro del Romelio Martínez.

JRV: Algo sumamente especial, la cancha era muy pequeña para la cantidad de gente que tenía Barranquilla en ese momento creo como un millón de habitantes. La gente se quedaba afuera, otros se asomaban para ver al equipo, no olvido el aliento que siempre nos daban, cantaban, era lindo ver como querían el equipo.

OLL: ¿Y en los vestuarios cómo se la llevaban con sus compañeros?

JRV: Bien, había mucha armonía entre todos, compromiso, andaba bien y cuando juegas y ganas pues todo es mejor. Teníamos un grupo de argentinos nacionalizados y uruguayos: Silva, Delménico, Comesaña todos, el hecho de ganar de hacer buena campaña mejora las relaciones.

OLL: ¿Por qué fue tan especial ese Junior a qué sabía su juego?

JRV: Era un equipo muy ofensivo, jugábamos bien, nos gustaba hacerlo teníamos al samario Alfredito Arango con quien me comprometí muy bien, Ariel el padre de Valenciano, todos de muy buen nivel.

OLL: El periodista y escritor Juan Gossaín escribió una crónica memorable sobre el monstruo del Junior ‘Verango’.

JRV: (Risas) Alfredito jugaba muy bien, nos complementábamos, con mirarnos sabíamos lo que teníamos que hacer, fue el 10 de ese equipo. Teníamos un juego claro, creatividad, hacíamos goles y creábamos jugadas.

Juan Ramón Verón. Foto: Sofía Vercesi

OLL: Uno de los partidos más duros y claves fue el 1-0 contra Cali, ¿Cómo fue el gol que usted le anotó?

JRV: Sí, ellos nos habían ganado en Cali 3-2 y los teníamos atrás, teníamos que ganarles. Fue de tiro libre lo cobra Comesaña de un costado, el Cali quiso contrarrestar nuestro ataque y salen del área, nosotros también pero yo venía desde atrás y le pego con la cabeza al palo izquierdo del arquero.

OLL: Se va el técnico, faltaban pocas fechas para terminar el campeonato y usted decide echarse el equipo al hombro. ¿Cómo llegaron a esa decisión?

JRV: Fuad Char me dice, Juan te animas a dirigirlo o busco a otro técnico, lo consulté con Zubeldía y Bilardo y los compañeros del equipo, coincidimos con que lo podía hacer.

OLL: ¿Cuál fue el toque que le dio al equipo?

JRV: Hice dos cambios saqué al Ringo Amaya y metí a Reyes para ganar más seguridad en el fondo y a Valenciano por Aguilar quien terminó siendo el goleador del hexagonal.

OLL: ¿Puede describirnos esos momentos tensionantes que vivieron en Bogotá?

JRV: Imaginate siendo jugador y técnico la gente en Barranquilla esperando el anhelado título, en Bogotá, y Millonarios cerca y jugaba en Cali, sabíamos que si sacábamos un buen resultado definiríamos en casa contra Nacional. La presión era enorme pero estábamos tranquilos. Recuerdo una anécdota con Aguilar él me dice si hago dos goles no me vas a sacar, porque siempre lo sacaba en el segundo tiempo y los hizo.

OLL: Pero terminó sacándolo.

JRV: (Risas) Tuve que hacerlo porque en el primero tiempo ganábamos 3-0, con dos de Aguilar y uno de Lorea, y Millonarios perdía por igual marcador, éramos campeones y les dije que se quedaran atrás que no se vayan adelante, tranquilos que manejaran el partido pero no recuerdo quien fue pero no me hizo caso salió y el equipo también y Santa Fe nos marcó. Agarré saqué la ropa, vení Camilo, y entré a la cancha porque afuera no me escuchaban y los organicé desde adentro porque a veces o no te escuchan o no te quieren escuchar.

OLL: Terminan el partido y usted decide no dar la vuelta en Bogotá, ¿Por qué?

JRV: Algunos querían y les dije no! vamos a Barranquilla allá está la gente esperándonos, nos vamos, era el primer título, aunque había mucha gente de la Costa acompañándonos en Bogotá, pero la vuelta era allá, en casa.

OLL: ¿Imaginaba el recibimiento que les tenían preparados?

JRV: Eso fue inimaginable, la fiesta, la gente en el aeropuerto, cuando nos acompañaron hasta la concentración donde nos quedamos, no los dejé ir porque faltaba un partido y después no regresaban (risas) duramos un montón de tiempo en el camión de bomberos, todo era música, tenían atragantado ese grito de campeón y por fin pudieron desahogarse fue hermoso.

OLL: ¿Y el maranguango de Verón?

JRV: (Risas) no sé, allá son muy especiales no se que querían decir como siempre se inventan cosas por cariño.

OLL: Pero se rumora que era alguna bebida especial que usted le daba a sus compañeros.

JRV: (Sonríe) No, el incentivo que tenían, que teníamos, era Junior y la gente.

OLL: Luego del título y las celebraciones vino la Libertadores, ¿por qué se fueron?

JRV: Si no se desarmaba ese equipo hubiésemos hecho una tremenda campaña en la Libertadores, nos vamos todos porque Fuad Char le dio miedo cuando al renovar el contrato de dos jugadores, creo que con Delménico y Solari, le pidieron mucha plata. Pensó, bueno, si ellos me pidieron esto el resto ni hablar. Por la mitad de esa plata trajeron a 4 uruguayos y un técnico y tomó la decisión. Pero nos fuimos bien tenemos una muy buena relación.

OLL: Además de lo que significas para Junior ¿Qué lo mantiene ligado a Barranquilla?

JRV: La ciudad, el club, amigos, la gente costeña es muy especial, quise quedarme a vivir allá pero cuando jugué en Cúcuta nació mi hija y no le fue bien con el clima los médicos nos recomendaron sacarla del calor, pero me hubiese quedado allá me sentía muy bien.

OLL: ¿Es cierto que usted intercedió para que su hijo Juan Sebastián llegara a Junior?

JRV: Si intercedí pero no se dio, hubo conversaciones pero la carrera de Sebastián tomó otro rumbo, pronto se fue a Europa y luego no hubo espacio para que pudiera jugar.

OLL: ¿Cómo se imagina un homenaje en Barranquilla?

JRV: Estar allá es suficiente tomar una copa, una cerveza, caminar por la 72, con eso es suficiente.

Comentarios: (1)add comment

Perro del infierno :

...
Muy buena la entrevista, que grande la bruja. No tenía idea que había jugado en Colombia
 
octubre 09, 2012
Votos: +0

Escribir comentario
Espacio pequeño | Espacio grande

busy

Foto de día

Participe en hinchapedia

Secciones