hinchapedia.com

Fútbol, música y cultura
Del hincha para el hincha

Inicio Hincha Cultura Crónicas del festival : La última Cinta de Krapp

Crónicas del festival : La última Cinta de Krapp

Artículo de la sección:

Hincha Cultura

La última cinta de Krapp

Muy lento, empezó a llenarse el teatro nacional Fanny Mickey para ver las monerías de este hombrecillo oriundo de Wako, Texas. La farándula se agolpaba para ver uno de los espectáculos más publicitados en todo el festival.

Empieza en medio de la oscuridad con el estallido de una gran tormenta, el sonido de la lluvia golpeando unas tejas de zinc nos mantuvo expectantes de ver algo, pero permaneció así un largo rato. Tan largo que pronto La expectativa se tornó en impaciencia.

Por fin, uno de los rayos ilumina el lugar, lo cual permite ver una distribución espacial simétrica con el escritorio de Krapp en la mitad. De golpe luce como una película en blanco y negro, con unas luces fuertemente contrastadas. Este lugar no tiene nada de cuchitril de Krapp, como lo señala la descripción en el texto de Beckett.

¿Pero porqué no fue un cuchitril?, ¿serán los ciento veinte mil de la entrada?, ¿será que la farándula agolpada en las primeras filas no soportaría el polvo? En fin, El teatro Nacional Fanny Mickey con todo su glamur no da pie para algo tan sucio como el viejo Krapp.

Bob nos quedó debiendo varias cosas, pero nos dio algunas que de hecho, me quedaron sobrando.

El escenario y su diseño de iluminación creaban un ambiente blanquecino, tan aséptico que hacía ver el lugar como una tienda de cosméticos.

El altísimo nivel de pantomima le daba un tono recargado a la actuación, en el sentido de llenar de gestos forzados acciones que se representarían con un mínimo de recursos, con austeridad, y esto sí que no lo tiene la obra.

Pero de la misma manera que se tomó la libertad poética de meter unos eternos y aburridos gestos con sus manos, también se tomó el atrevimiento de sacar el gran gag de la obra, resbalar en una cascara de banano. Ya saben, la edad, la osteoporosis.

En fin, mucho sonido, mucho juego de luces, poco juego con la grabadora, poco deleite con las ¡bobiiiiiinas!, definitivamente el tipo quería imponer su vanidad sobre la genialidad de Beckett. Esto nos ayuda a dilucidar porqué Wilson le jala a todo, pintura, escultura, teatro, literatura, música…

Para finalizar, quisiera advertir que no estoy descalificando la obra, mi reproche tiene que ver por cómo se representó un texto de un gran autor. Es más, cuando las luces se prendieron el público le dedicó un enorme aplauso, aunque yo desconfiaría mucho de ese público el cual era constituido, en su mayoría, por figuras de nuestra tv.

Lo mejor de esta noche de teatro fue cuando la obra terminó y, mientras subía las escaleras, se podía apreciar las buenas nalgas de las niñas de la farándula, nalgas que acababan de ser liberadas del cautiverio de una obra de teatro sosa.

Comentarios: (3)add comment

rojosantafereño :

...
El público lleno de figuras de TV que se dicen actores,pero ni por equivocación habrán leído las obras clásicas del teatro y mucho menos a Beckett... mal, mal, pero eso va en proporcionalidad a sus mediocres actuaciones en las telenovelas colombianas, por que así la monten de mucho, son simples actores de telenovela, uno de los géneros dramatúrgicis más básicos y como se realizan a toda no hay tiempo ni de ensayar ni de repetir, simplemente llenan la pantalla de perosnas estéticamente agradables, listas para el consumo del público.

No estoy en contra de las telenovelas, la tv o nuestros actorcillos de pacotilla, simplmente creo que deberían ser un poco más estudiosos del asunto teatral....
Saludos Baal
 
marzo 27, 2010
Votos: +0

Baal TX :

...
Apreciado Rojo.
Ésta es la televisión que nos tocó. están muy buenas las chicas pero de aquello nada, nada de arte dramático, sólo vitrinas pa vender productos.
Colegas infitrados en los estudios de televisión me comentaron que en los descansos de las grabaciones se ha escuchado a más de una modelo lanzando sus mejores comentarios de la obra. la habr+án entendido o decir eso las acerca a los actores que realmente si son buenos.
 
marzo 28, 2010
Votos: +0

5 de cilantro :

...
Hmmm... pues es que al hablar de la destreza histriónica de nuestros monigotes televisivos, hay mucha tela de donde cortar.

Por un lado, los buenos actores, los de antaño estilo Teresa Gutiérrez, Humberto Dorado, Frank ramírez y Vicky hernández, pues ya están en la tumba o a un paso de ellos. estos eran herederos de una larga tradición teatral, en donde lo que menos importa es su apariencia.

Hoy asistimos a un modelo mediatizado y vacío donde lo que importa es el culo y las tetas, pero de actuación... pocón...
Es grave pues que más podemos hacer si nuestras chabacanas historias solo hablan de narcotraficantes, mafiosos y putas... cuando Colombia es mucho más que eso. Por lo menos en las tablas tenemos mejores actores que los de la TV.
 
marzo 28, 2010
Votos: +0

Escribir comentario
Espacio pequeño | Espacio grande

busy

Foto de día

Participe en hinchapedia

Vínculos a otros sitios web

Secciones