hinchapedia.com

Fútbol, música y cultura
Del hincha para el hincha

Inicio HinchaRock Catedral: Picando el cielo bogotano

Catedral: Picando el cielo bogotano

Artículo de la sección:

HinchaRock

 Amós Piñeros

♪♫...Amor de cuento, línea de centro que murmulla en la noche de la hora carnal siempre azul llorarás....♪♫

En los inicios de la Radiodifusora en 1995 tenían un espacio los domingos dedicados al rock bogotano llamado 4 canales, la cortinilla de ese programa comenzaba con la esencia del grunge que se mezclaba con la siguiente frase “Y no estés tan segura que tus letras no me encuentran porque son como un infierno que me está volviendo loco…”. Cualquier bogotano mayor de 30 años dirá sin dudarlo: Redes Rojas!

Esa canción se había convertido un año atrás en un himno en los diferentes bares y en las calles del centro de la ciudad. Catedral era la banda que la interpretaba y se había fundado recientemente por Amós Piñeros en la voz y el violín, Tomás Rueda en el bajo, Miguel Navas en la guitarra y Andrés Crump en la batería.

El grunge se tomaba cada rincón de Bogotá y surgían bandas casi cada 24 horas entre 1993 y 1994 y así mismo se inauguraban bares con la intención de abrirle espacios de difusión, pero era la zona de la Candelaria y Chapinero donde se concentró todo ese movimiento rockero y que se unían por la carrera séptima por donde desfilaban miles de jóvenes en busca de varios toques en una misma noche.

Así conocí a Catedral una noche a mediados de 1993 y los asistentes a aquel concierto estábamos uniformados por camisas leñadoras, pantalones rotos, converses, pelo largo y una actitud de, me importa un culo la sociedad. Ese era nuestro momento, salíamos de la adolescencia con toda la intención de tomarnos el mundo y la música de Catedral era la banda sonora perfecta para impulsarnos en alcanzar nuestro objetivo.

El sonido desaliñado y sucio de la guitarra de Navas acompañado por la fuerza del violín de Amós generaba una revolución en cada bar donde se presentaban y más cuando eran las primeras notas del tema Picando El Cielo, que como lo presentaba su vocalista “que la tomen como un himno, es un mensaje a toda la juventud para que abran su mente al cielo y a lo que venga”.

Su sonido influenciado por bandas como Pearl Jam y Soundgarden ganaba adeptos y sus canciones comenzaban a sonar en programas especializados como el Taller de la Música de Andrés Durán. Ese era el espacio donde nosotros nos enterábamos de los toques de aquellos años y fieles a la banda colmábamos los bares o teatros donde se presentaran.

Sus letras siempre se enfocaron en los problemas de la urbe capitalina, en narran historias de personajes olvidados como El Poeta que describe la muerte de un mendigo a manos de la policía; El Paletero que se enfoca en la triste rutina del vendedor de helados que vive siempre acompañado por esa triste melodía que sale de su carro; El Dictador que bien podría ser la biografía del alicaído expresidente Álvaro Uribe y el Tártaro que nos recuerda esos personajes echados a un lado por nuestra sociedad.

Bajo la oscuridad, única letra que no es de la banda sino de Sebastián Cruz es el tema perfecto para describir como los jóvenes nos tomábamos las calles durante las frías noches bogotanas en busca de rock, licor y mucha diversión, donde éramos testigos del desfile de calvos, punkeros y mechudos enfrascados en disputas absurdas y donde muchas veces no sabíamos si íbamos a regresar con vida a nuestras casas.

Durante el tiempo que duró la banda podríamos decir que fue la más influyente pese a tener menor difusión que las ya consolidadas La Derecha y Aterciopelados. Amós prontamente se convertiría en ese gran vocalista con la fuerza necesaria para liderar ese movimiento que se consolidaría en el primer Rock al Parque de 1995 muy a pesar que sus creadores fueran Berta Quintero, Mario Duarte y Julio Correal.

Catedral haría presencia en aquella presentación en la Plaza La Santamaría donde le regalarían a sus asistentes por última vez dos temas que nunca serían grabados pero que quedaron en el subconsciente colectivo de nuestra generación; La Séptima y La Hiedra, esta última para mí, la mejor canción del rock bogotano.

Ese único CD se convertiría en una de las joyas del rock bogotano y ayudaría a crecer el mito de Catedral.

Comentarios: (3)add comment

Japo :

...
Yo recuerdo mucho el concierto que se hizo en la embajada de Japón por la conmemoración del lanzamiento de la bomba atómica
 
abril 04, 2013
Votos: +0

Carolina M :

...
Que buen artículo, yo tampoco me perdí concierto alguno
 
abril 05, 2013
Votos: +0

Gabriela :

...
Uy volvio a mi memoria esa epoca. muy buen articulo y que alguien reviva esa banda asi sea poniendo las canciones en algun programa de radio!
 
abril 17, 2013
Votos: +0

Escribir comentario
Espacio pequeño | Espacio grande

busy

Foto de día

Participe en hinchapedia

Vínculos a otros sitios web

Secciones