hinchapedia.com

Fútbol, música y cultura
Del hincha para el hincha

Inicio La Biblia de los datos inútiles El marido no le cacharrea rico a ese coroto… Capítulo 2

El marido no le cacharrea rico a ese coroto… Capítulo 2

Artículo de la sección:

La Biblia de los datos inútiles

Imagen de un hombre

Buenas damas y caballeros lectores de esta cantidad de pendejadas que a mi me da por escribir, de paso agradezco sus visitas, si siguen así, puede que les presente a la empleada…

Continuaremos con el capitulo 2 de esta historia…

Una mañana que empezó como cualquier otra, yo me levanté de la cama con mi guazamalleta bien firme, me dirigí al baño y cuando abro la puerta, ooh sorpresa ella está orinando en este, cosa que me pareció muy rara, ya que ella iba al baño una vez que yo terminaba de bañarme, ya cuando mi chinito camellador esta mas tranquilo y relajado.

Lo que sucedió fue que yo entré al baño con mi sable a la vista, como yo no quería que ella se asustará le pedí disculpas y así atinó a salir, pero a mitad de camino para y me dice:

-No, no te vayas-

a lo cual yo me quedo medio impactado mirándola de cuerpo entero con su delantalcito de limpieza que le quedaba de lo mas rico, y que le hacia marcar ese culo, ya que ella lo había acortado lo suficiente como para que uno pueda dejar volar su pervertida imaginación.

Radiografía

Ella continua:

-Quédate, mira como estás, ¿quieres que te ayude en algo?-

Yo sin dudarlo en ese mismo momento me acerco a ella y me colocó lo mas cerca posible, luego de un instante ella se separa y se queda mirando al chino tuerto, que a estas alturas ya andaba chismoseando fuera de mis boxers, ella un poco más decidida se arrodilla en el piso y estudia más de cerca mi compadre, entonces me dice que su marido no la tiene tan grande, ni tan dura, dicho comentario no me importó, yo solo quería que me la chupara yaaaaa…

En un momento inesperado suena el teléfono al cual yo contestó para ver si me necesitaban de la oficina, me dirijo hacia el guardando al ojito oriental, era mi hermano diciéndome alguna pendejada, la verdad ni cuidado le puse…cuando siento a esta chica que me agarra el boxer y empieza a lamer lentamente a mi amigo venoson ya flácido por haber contestado esa llamada.

Ella lo trataba como si fuera de cristal y lo lamía con un cuidado que me llamaba poderosamente la atención por esa ternura que tenía en su camellar, se lo metía hasta donde podía, yo me empecé a calentar de una manera impresionante le empecé presionar su nuca contra mi para que se lo coma todito, ella pareció entender el mensaje y lo hizo, lo cual le costó bastante.

Nunca había experimentado una mamada tan rica en mi vida, me pareció toda una profesional en el asunto, ya que cuando lo tenía en la boca sacaba la lengua para lamerme las bolas al mismo tiempo lo cual me enloqueció.

Silueta

Su ritmo era lento pero sin pausa, sus ojos de vez en cuando querían encontrar los míos y cuando ella miraba mi cara de arrechera me sonreía sin sacársela de la boca, y cuando la sacaba jugaba, me tiraba saliva sobre el socio y parecía gustarle la recochita ya que cuando se separaba de mi formaba un puente desde su boca hasta mi cabeza.

Ella estaba concentrada con su tarea hasta que no pude más y quise avisarle que estaba por venirme, dichos mensajes fueron inútiles ya que ella empezó a acelerar su mamada.
Mis piernas se empezaron a endurecer y ella con su brazo izquierdo me tomó por las nalgas para que no lo fuera sacar ni por el putas, parecía que me presionaba contra ella como queriendo que a la hora de venirme todo el caldo le llegue de forma directa hasta las tripas sin pasar por la boca, pude aguantar unos segundos hasta que no pude más y empecé a soltar tal cantidad de peto que parecía que no terminaría nunca.

Cuando acabé ella miro como aun soltaba algunas gotas de caldo que caían en el piso, entonces ella me mostró, sacando la lengua todo el caldo que se encontraba en su boca, después de mostrarme tan lindo espectáculo ella cerró su boca y se lo tragó todo, para luego pasar a darle una limpieza a mi cabezón ya exhausto.

Para cuando ella terminó de limpiar, se percató que en el piso habian unas gotas de caldo a lo cual le dije:

-fresca yo busco un trapito y lo limpio,-

ella pareció enojarse y me dijo:

-No, yo soy la que hace el aseo en esta casa-

y empezó a lamer el piso como si fuera una gatita, para luego mostrarme lo limpio que había quedado.

En ese momento gracias a mi señora madre me desperté, jueputa!!! Fue un sueño, no me joda, y lo peor fue que el caldo en vez de quedar dentro del estomago de mi musa de la limpieza, quedo en mis boxers y en mis sabanas…

Esto solo me da a pensar que ese culo no pasa de esta semana… se los aseguro.

Continuara…

Comentarios: (3)add comment

angela :

...
jejejeje...este si me gusto, pero voy a cobrar derecho de autor...ejempllo: el ojito oriental...ya te estas formando como escritor leo...jejeje

 
enero 20, 2009
Votos: +0

Roger :

...
JAJAJA k hp, ya lo estan soñando, hizo mojar a su patron??? jajaja
 
enero 20, 2009
Votos: +0

Luna :

...
Claro, tenia q ser!!!!
Era demasiado bueno y demasiado rico para ser verdad.....no, no no,
nos dejo iniciados a todos....huuuuiiichhhhhh.
jejejejeje
 
febrero 13, 2009
Votos: +0

Escribir comentario
Espacio pequeño | Espacio grande

busy

Foto de día

Participe en hinchapedia

Vínculos a otros sitios web

Secciones