Mala tarde para Carrizo.

Imprimir

Artículo de la sección:

No te calles

El millonario se equivocó y pago caro.

Boca 2- River 0

Con gol de Palermo y Carrizo en su propia valla, River sufre una derrota espantosa ante el clásico rival Boca Juniors. Destapando serias preocupaciones para lo que queda del campeonato.

River que supo confundir al marco que asistió a la bombonera, con la Localia, por su buen comienzo en el despliegue del partido, supo manejar con criterio y superioridad la pelota por medio de su conductor, Erik Lamela (figura del millonario) quien le dio pinceladas de buen juego al equipo de J.J López, que no pudo reaccionar luego del gran golpe.

Mientras que Boca trataba de contrarrestar la tarea del conjunto millonario, recién a los 27´ min. pudo provocar el desequilibrio para terminar provocando la situación “peligrosa” que derivaría en el corner que arrojaría Pablo Mouche desde la Izquierda para que Juan Pablo Carrizo, involuntariamente, metiera el balón dentro su arco para darle la ventaja y el festejo al equipo de Falcioni, que todavía no había descifrado la idea para plasmar dentro del terreno la manera de lastimar a River.

Esto seria como se dice, “el principio del fin”, por que pasaron solamente 3´ para que Boca vuelva a golpear. Luego de una jugada de carambola donde la defensa al querer despejarla, anticipa el joven Colaso en la medialuna del área para dejarlo solo a Palermo a espaldas de la última línea y para que el eterno goleador, Martín Palermo, metiera de cabeza por arriba del arquero el pase a la red. Gol numero 11 frente a River en su carrera de goleador en Boca Juniors. Premio indiscutido para el optimista, titán ó “loco” de Palermo que se despide de la mejor forma y emocionado como pocas veces se le vio en lo que fue su ultimo superclásico como jugador profesional.

Al segundo gol se le seguían sumando las malas para el millonario. Pocos minutos antes de que termine la primera parte, se iría Jonatan Maidana, producto de la exigencia que hubo durante la semana previa para que llegue a jugar este partido, sabiendo que la lesión todavía no fue superada completamente.

En el complemento, con un River necesitado de marcar urgentemente se vieron algunas chancees de Pavone y Lamela pero ninguna basto para herir la mas que aceptable actuación de Lucchetti, el arquero xeneize, que supo cuidar el 0 en su arco con una atajada espectacular tras un tiro libre directo al ángulo de Erik Lamela y otra de Pavone que en las puertas del área anticipo a la defensa pero no pudo definir.

La ausencia casi absoluta de Rogelio Funes Mori (que no tuvo un buen desempeño), de Ferrari por derecha (no apareció en prácticamente todo el partido), y de Pereyra que se cerró en lugar de abrirse, perpetuó a que el resultado sea el mismo para tranquilidad de Boca.

Ni el ingreso de Manuel Lanzini pareció darle un poco de complicidad al solitario Lamela, que no tuvo compañía que lo ayudara a finalizar las sucesivos intentos que salieron de sus pies.

El partido dio toda la impresión de haber cerrado sus puertas cuando Palermo, en el minuto 30, sorprendió a Carrizo adelantado; para pegarle a River donde más le duele. Casi cumpliendo con el tiempo reglamentario se irían expulsados Clemente Rodríguez y Jesús Almeyda. El “pelado” hombre clave e indispensable en el esquema, se perderá el próximo encuentro frente a San Lorenzo para darle aun más preocupación a este River que al borde de la promoción, se prepara para jugar las últimas 5 finales.